¿Cómo ser prestamista?​

Muchas personas, que no tienen por qué ser de alto nivel adquisitivo, se plantean qué hacer con un determinado capital que tienen ahorrado. Si estás en esta situación te habrás dado cuenta que una de las opciones más interesantes es ser prestamista particular. De esta manera, conseguirás que ese dinero no pierda valor con el paso de los años a causa de la inflación.

Así, uno de los negocios más seguros en la actualidad es la inversión en préstamos privados entre particulares o empresas. Además, debes saber que este tipo de negocios está regulado aunque es bastante sencillo conseguir ser prestamista legal, obteniendo de manera sencilla una rentabilidad alta en comparación con planes de inversión o los típicos planes de ahorro de los bancos.

Para convertirte en prestamista tan solo debes acceder a una de las plataformas online dedicadas a este tipo de negocios dónde te cobrarán comisiones de gestión por ponerte en contacto con los prestatarios.

¿Y cómo funcionan las plataformas de crowdlending, donde se realizan prestamos entre particulares sin bancos de por medio?. Pues son plataformas de intermediación básicamente, en el que tú estipulas si quieres ser prestamista o prestatario y te ponen en contacto con la otra parte. Es decir, personas que necesitan dinero con aquellas que disponen de dinero para invertir, y quieren ser prestamista online. Sin embargo, por esta mera acción de intermediario te cobrarán una comisión, al más puro estilo de una agencia inmobiliaria, que obviamente penalizará tu rentabilidad. Así pues, aunque es una forma de ser prestamista online y resuelve claramente tu pregunta de cómo puedes ser prestamista de forma fácil y rápida, se trata de una opción que no es del todo rentable. La opción que te acabamos de dar sería la más cómoda.

También, debes conocer que para ser prestamista de calidad se deben seguir una serie de pasos. Lo primero para hacerse prestamista es estar amparados por la legalidad, de forma que al realizar tus operaciones estas cumplan con la regulación vigente . En el contrato, debes establecer que este se rige por el Código Civil, y en su defecto, por los usos y costumbres mercantiles y demás normas de aplicación en España.

Así, ser prestamista es legal.

como ser prestamista

Requisitos para ser prestamista

Si estás comenzando en este nuevo mundo de los préstamos, lee estos consejos o requisitos para ser un buen prestamista:

1. Estudiar las empresas o proyectos que se publican en el sector, de manera que tengas una visión amplia y clara de las opciones que más te interesan: Comparación de rentabilidad, importe mínimo a invertir, plazo de la operación, modo de la devolución, riesgos…

2. ¿Cuánto capital tienes para ser prestamista?

No prestes todo el dinero que tengas, sino plantéate hacer crecer tu dinero ahorrado diversificando tus inversiones. Luego toma la decisión que te reporte mayor confianza.

3. ¿Tu tiempo es ilimitado para dedicarte a esto de forma profesional o prefieres externalizar la tarea?

Salvo que tengas pasión por este mundo de los préstamos y desees comenzar una aventura empresarial liderando algún proyecto, te recomendamos que dejes esta labor en manos de un profesional. Te ahorrarás tiempo y dinero.

4. ¿Te preocupa reclamar tu dinero?

En caso de impago, a los prestamistas les da cierto pudor reclamar a un tercero su dinero. Por eso, siempre recomendamos evaluar el riesgo de cada inversión. Ya sabrás la teoría, a mayor riesgo, mayor rentabilidad.

5. Invertir en plataformas con evaluación de riesgos

Invierte en plataformas que sepas que han evaluado previamente los riesgos que existen o que tengan una transparencia del 100%.

6. Variar la cartera de inversión

Es recomendable invertir poca cantidad en diversos proyectos, de forma que diversifiques tu riesgo ante posibles pérdidas. Varía tanto la cantidad invertida, como la rentabilidad, el riesgo y los plazos.

7. Reinvierte las cantidades que vayas recuperando

No es bueno tener dinero ahorrado en una cuenta bancaria, dado que por causa de la inflación, irá perdiendo valor con el paso de los meses. Así que la cuota mensual que percibas, aprovéchala o reinviértela. De esta forma se multiplicará la rentabilidad obtenida.

8. Ten presente cómo se calcula el tipo de interés

Independientemente de cuándo cobres los intereses, lo que te interesa es saber cuál es la rentabilidad anual que te reporta, así como si se trata de un interés fijo o variable. Si quieres ser prestamista, lo mejor es que busques siempre el interés a tipo fijo, dado que te permitirá tener mayor confianza en el prestatario y sabrás de antemano la rentabilidad que obtendrás.

¿Es legal ser prestamista particular?

Un préstamo entre particulares es la prueba de que ser prestamista es legal entre dos personas físicas, empresas o autónomos sin la intervención de un banco de por medio. Este tipo de contrato se realiza de manera muy habitual entre particulares e incluso entre empresas y particulares. Están regulados por la Ley 16/2011 del 24 de junio si es personal, donde se regulan los créditos al consumo y establecen obligaciones por ambas partes.

Para saber cómo hacerse prestamista de forma legal, el funcionamiento es sencillo:

  • Un acreedor presta dinero a un deudor que se compromete a devolvértelo en un plazo determinado.
  • Se fija un tipo de interés, fijo o variable, que repercutirá anualmente sobre la totalidad del dinero prestado.
  • Se establece el método de pago de los intereses, ya sean pagaderos mensual o anualmente, e incluso se puede acordar entregarlos junto a el capital prestado al finalizar el contrato.

Para formalizar un préstamo entre particulares y que sea legal al 100% se debe hacer mediante la firma de un contrato de préstamo, donde queda reflejado cada condición.

Vamos a ponerte un ejemplo para que lo entiendas mejor:

  • Tipo de Contrato: Préstamo.
  • Inversión: 5.000€.
  • Plazo: 24 meses.
  • Interés anual: 7%.
  • Pagos: los intereses se pagarán mensualmente y la devolución del capital al finalizar el plazo.

Para tu tranquilidad y confianza, realiza el contrato de préstamo ante notario en escritura pública. Tras la firma de este contrato, se cumple su legalidad.

Compartir en Facebook
Twittear
Compartir en LinkedIn

Artículos más leídos

reestructuraciones empresariales
Sin categoría

¿Qué son las reestructuraciones empresariales?

Las reestructuraciones empresariales son procesos de cambio que se llevan a cabo en las organizaciones que buscan transformarse. Al adaptarse a un modelo nuevo empresarial, estas compañías mejoran su funcionamiento,

Leer más »
fiananciacion no bancaria
Financiación

Qué es la financiación no bancaria

Para algunos, las entidades financieras tradicionales no engloban las necesidades actuales de muchos clientes a la hora de una financiación. Son varias las empresas que necesitan financiación bien sea para

Leer más »
prestamos para pagar hacienda
Financiación

Préstamos para pagar hacienda

Todos los años es necesario hacer la declaración de la renta y dependiendo de lo presentado puede tener un resultado negativo o positivo. Si tienes que abonar más dinero del

Leer más »
Inversión

¿Qué es un fondo Value?

Los fondos Value consisten en invertir en acciones infravaloradas con el potencial de generar beneficios a largo plazo. Suponiendo que el mercado se dé cuenta del potencial de estas acciones,

Leer más »

2 comentarios en «¿Cómo ser prestamista?​»

Deja un comentario

guia libertad financiera

¡Tenemos un regalo para ti! 🎁



¡Descarga la guía con 'Los 7 Pasos para Alcanzar la Libertad Financiera',
suscribiéndote a nuestra newsletter!



Login

Acceso usuarios