Dilución de acciones o dilución de capital: en qué consiste

Cuando una startup crece, sus necesidades en relación con sus inversores también se van cambiando. Uno de los contextos que se producen durante este desarrollo tiene lugar cuando la empresa emergente se lanza en la búsqueda de nuevos inversores, lo que se conoce como dilución. 

La Real Academia Española aporta una definición bastante indicativa, “acción o efecto de diluir”. La dilución se produce cuando la posesión de los socios inversores de una startup se diluye, en consecuencia de un crecimiento del capital

En un primer momento, esta situación se puede ver como un prejuicio para los actuales socios de la empresa, que deberían evitar este contexto a toda costa. ¿Quién quería ver que su porcentaje de poder accionario se debilita? No obstante, ni sus motivos y probables consecuencias tienen siempre efecto negativo para los socios de una startup.

Cuando un proyecto aumenta su actividad necesita mayor financiación, por ello, sus inversores se plantean la posibilidad de ampliar el capital. De esta manera, se amplía el tamaño de propiedad de la startup para que otros inversores puedan participar en ella.  

Cuando se produce la ampliación del capital, pueden darse dos contextos diferentes. Por un lado, los inversores que ya tienen parte de la propiedad pueden optar por comprar una determinada cantidad de las nuevas acciones, con el objetivo de que su porcentaje no se minimice como consecuencia de la llegada de nuevos inversores. Sin embargo, si el inversor no acepta esta posibilidad, verá como su porción de capital disminuye

De este modo, la dilución se puede producir de dos maneras: algunos antiguos inversores realizan una nueva aportación y el capital de participación no disminuye, o bien, entran nuevos inversores a la empresa. Las causas y consecuencias suelen coincidir: la startup necesita capital, por ello, para obtenerlo involucra a agentes ya dentro del capital o cede parte de la propiedad a nuevos accionistas. 

Motivos de la dilución de capital

Las empresas suelen ejecutar ampliación del capital, con el objetivo de recibir y aumentar la financiación, emitiendo nuevas acciones de la empresa. Este hecho puede ser positivo o negativo para los que ya eran accionistas. Por un lado, es posible que la compañía recurra a este contexto para alcanzar un crecimiento, por ejemplo: comprar nuevos equipos o contratar mano de obra. Si este contexto es la motivación, los inversores se pueden terminar beneficiando a largo plazo

Sin embargo, si la compañía necesita ampliar el capital para pagar posibles deudas o no se organiza adecuadamente la financiación extra, este hecho puede generar inconvenientes para la empresa y su futuro crecimiento. Además, los accionistas pueden verse perjudicados por la débil consistencia futura. Por este motivo, antes de emitir la dilución de capital, los inversores deben conocer los motivos reales de la necesidad de ampliación. 

Cómo se calcula la dilución

Para que los inversores puedan calcular con precisión cuánto van a diluirse sus participaciones en la startup como consecuencia de la entrada de nuevo capital, hay que tener en cuenta dos conceptos: la valoración premoney y la valoración postmoney

Por un lado, la valoración premoney es el valor de una startup antes de recibir la nueva inversión del capital. Por su parte, la valoración postmoney es el valor que tiene esa startup posteriormente de esa nueva financiación. La principal diferencia entre un concepto y otro, recae sobre la inversión recibida. 

Cuando se calcula la dilución, basta con recalcular los porcentajes de las acciones que posee cada inversor.  Para una startup  con tres socios con una valoración premoney de 400.000 euros y un crecimiento de capital de 50.000 euros de un único inversor nuevo, los cálculos serían los siguientes: 

  • Con la entrada de un nuevo inversor, la valoración postmoney aumenta a los 450.000 euros. 
  • El nuevo inversor se hará con algo más del 11,1% de las participaciones de la compañía (50.000 €/ 450.000 €), este porcentaje representa la inversión total postmoney
  • Los tres inversores, que poseían cada uno el 33,3 % de las acciones de la compañía (133.333 € / 400.000 €), ceden una parte de sus porcentajes para añadir al 11,1%: cada uno verá como su porcentaje desciende hasta llegar al 29,6%  (133.333 €/ 450.000 €).
dilucion acciones inversores beneficios inconvenientes

Cómo afecta a los inversores

Si los inversores prefieren mantener su porcentaje inicial de capital y evitar así la dilución, tienen que hacer uso de su derecho de suscripción preferente para comprar las acciones necesarias y permitir seguir teniendo el mismo porcentaje.

Del mismo modo, si el inversor anteriormente tenía 200 acciones que suponían el 10% de la compañía, ahora tendría que comprar el número de títulos necesario para mantener ese 10%. El número de acciones que se debe comprar para mantener el mismo porcentaje, varía según las nuevas acciones emitidas. 

La dilución presente una serie de beneficios y efectos negativos:

Beneficios

La dilución es más beneficiosa que negativa. Por un lado, la propia naturaleza de la compañía hace que este sea un paso lógico para que la compañía crezca y alcance nuevas metas. Además, si la entrada de la nueva inversión se gestiona de un modo adecuado, su principal consecuencia será el crecimiento de los valores de la startup. Por este motivo, los inversores recuperarán el aumento de valor de sus participaciones. 

Efectos negativos

La dilución trae consigo muchos beneficios, sin embargo, no puede dejar de mirar a los notables efectos negativos. La principal desventaja es que los inversores iniciales pierden parte del control de la startup, cediendo un porcentaje a nuevos inversores. 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la dilución es el precio a pagar a cambio de evitar asumir más riesgos y disponer de más dinero para diversificar la cartera. En caso de que los inversores iniciales decidan participar en la ampliación del capital para evitar que se diluya su porcentaje, tendrían que aportar más financiación al mismo proyecto. 

Por último, si el proyecto no sale adelante, los inversores iniciales y nuevos habrán perdido su dinero. Mientras tanto, aquellos que no hayan decidido participar, disponen de ese dinero para diversificar su inversión en otros proyectos.

Si necesitas ampliar información sobre la dilución de acciones, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de expertos. En Vannilo queremos asesorarte sobre futuras inversiones. 

Compartir en Facebook
Twittear
Compartir en LinkedIn

Artículos más leídos

poliza de credito con garantia hipotecaria
Sin categoría

Póliza de crédito con garantía hipotecaria

¿Tienes pensado hacer la solicitud de un préstamo con garantía hipotecaria o con póliza de crédito con garantía hipotecaria? Entonces es importante que tengas en cuenta los créditos de financiación

Leer más »
ampliacion-de-capital-ejemplo
Sin categoría

Ejemplos de ampliación de capital exitosos  

¿Alguna vez te has preguntado cómo las empresas logran expandirse y alcanzar nuevos horizontes? Una estrategia financiera clave que muchas empresas exitosas han utilizado para lograrlo es la ampliación de

Leer más »
Financiación

Financiación urgente para empresas

La financiación urgente para empresas entra en juego cuando tu empresa está en crisis, es decir, la compañía no funciona con regularidad por aspectos económicos o financieros. La primera opción

Leer más »
invertir en empresas
Inversión

Invertir en empresas

Para cualquier actividad posible de realizar en la vida siempre habrá partidarios y entusiastas, pero en este post queremos hablarte sobre una de las actividades más interesantes y significativas, desde

Leer más »

Deja un comentario

guia libertad financiera

¡Tenemos un regalo para ti! 🎁



¡Descarga la guía con 'Los 7 Pasos para Alcanzar la Libertad Financiera',
suscribiéndote a nuestra newsletter!



Login

Acceso usuarios