Fuentes de financiación de una empresa

fuentes de financiación

Las fuentes de financiación de una empresa están conformadas por la liquidez que estas organizaciones pueden obtener ya sea por otra empresa, o por un inversor interesado en la compañía. Pero, la forma en la que estas instituciones pueden obtener esta capacidad es algo que variará según el sistema que estos empleen.

Aunque, algunas entidades gubernamentales de España pueden suministrarle algunas cantidades crediticias a las nuevas empresas, esto es algo que ha ido decreciendo en los últimos tiempos, por lo que muchas aspiran a obtener fondos de otros medios u otro tipo de empresas.

Raramente una empresa podrá sobrevivir sin algún tipo de financiación, ya sea porque la necesites para financiar el crecimiento de tu negocio y escalarlo o bien para hacer frente a pagos mientras eres capaz de aumentar tu facturación.

De hecho, es por estas razones ya descritas que muchos emprendedores siempre buscan a un inversor antes de poder crear su propia empresa. No obstante, en los últimos años, no ha sido una tarea fácil para los emprendedores porque la consecuencia de la crisis económica que hemos vivido en prácticamente todo el mundo es que los inversores e instituciones han aumentado los requisitos para conceder la financiación.

La financiación es un término que incluye todas las formas de recursos que son otorgados a una empresa para realizar actividades empresariales. Dentro de estas fuentes de financiación, podremos diferenciar los siguientes tipos:

  • Fuentes de financiación propias o externas
  • Fuentes de financiación a corto o largo plazo
  • Fuentes de financiación alternativa

Fuentes de financiación propias

A pesar de contar con muchos tipos de financiación, uno de los más comunes, sobre todo para los emprendedores, son las fuentes de financiación propias o internas

Normalmente este tipo de fondos son proporcionados por parte de los socios capitalistas de la sociedad en el momento de su constitución. También puede considerarse fuente de financiación propia las ampliaciones de capital y la autofinanciación de la actividad empresarial a través del beneficio neto del negocio. Un caso menos habitual es el de los fondos libres o ‘a fondo perdido’, que aunque pueden provenir del exterior, se considerarían como fondos propios al ser fondos que no son exigibles.

Además, cabe destacar que este tipo de financiación se caracteriza por ser financiación a largo plazo y por no tener una exigencia de devolución del capital.

Fuentes de financiación externas

Las fuentes de financiación externas son recursos que, a diferencia de los que tienen un origen interno, provienen de una fuente que no tiene una relación fija con la empresa. Estos fondos suelen ser exigibles, tratándose de una deuda que debe pagarse en el futuro. Obviamente esta clase de financiaciones siempre están hechas con el propósito de obtener algún beneficio monetario o un rendimiento en el coste financiero por parte del prestamista, por lo tanto, debe tenerse en cuenta y analizarse los tipos de interés y los plazos de devolución para saber si se adaptan a la situación actual de la empresa y su capacidad crediticia.

A parte de los préstamos, existen otros tipos de financiación externa como:

  • Leasing y Renting
  • Emisión de obligaciones o bonos
  • Subvenciones del sector público

Tipos según su duración: a corto o largo plazo

Ante todo, cuando ya está claro el origen de la financiación obtenida, es decir si esta fue otorgada por una fuente externa a la compañía o por uno de los socios de la empresa, solo queda indicar cuál será la duración del préstamo.

  • Fuentes de financiación a corto plazo: Estos son recursos solicitados con el fin de cubrir pequeños gastos corrientes generados por la compañía, o bien para realizar pequeñas inversiones. Así que, como normalmente se trata de un préstamo de “fondos pequeños”, el tiempo de pago es menor a un año.
  • Fuentes de financiamiento a largo plazo: Al pedir cantidades exigibles muy grandes, el tiempo solicitado para pagar esta deuda suele ser superior a un año, aunque también puede negociarse un plazo de devolución que puede extenderse por varios años. Estos son fondos que suelen ser empleados para inversiones importantes, arrendamiento financiero o incluso pagos hipotecarios.

Cabe aclarar, la cantidad de fondos que se vayan a prestar no influye en el tiempo establecido para devolver el dinero. Después de todo, esto será algo acordado por ambas partes antes de hacer iniciar cualquier trámite.

fuentes de financiación

¿Cómo puedo financiar una empresa?

Como hemos visto, hay distintos medios por los que una empresa puede obtener una financiación, así que en este apartado enumeraremos brevemente las fuentes de financiación más utilizadas por las empresas en la actualidad:

  • Acciones, capital social.
  • Anticipos de facturas.
  • Préstamos a corto plazo y líneas de crédito.
  • Préstamos a largo plazo.
  • Leasing y renting.
  • Autofinanciación.

No obstante, la situación financiera de cada empresa, inclinará la balanza hacia aquellas fuentes de financiación que más se adapten a su situación financiera, de forma que si una empresa tiene mucha deuda (financiación externa), será complicado que le concedan financiación externa de nuevo, pero sin embargo, una empresa sin deuda y con un buen capital social, es probable que cumpla los requisitos para solicitar financiación ajena.  

Fuentes de financiación alternativas

Las fuentes de financiación alternativa son aquellos fondos provenientes de los organismos independientes de la banca, la cual actualmente canaliza el 80% del monopolio total del país. Normalmente cuando una empresa o particular piensa en financiación, piensa en una entidad bancaria, aunque como veremos a continuación las fuentes de financiación alternativa cada vez cobran mayor importancia en España.

Tipos de financiación alternativas: Existen distintas formas de conseguir una financiación alternativa, primero, hay que acudir a alguna empresa que se sabe que cuentan con una metodología diferente para saber si cuentan con los requisitos necesarios e implementar uno de sus programas. Algunos de los programas alternos más conocidos son:

  • Crowdlending: Es un mecanismo de financiación entre particulares o empresas a cambio de un interés y que se realiza mediante plataformas online.
  • Leasing: Es una opción mediante la cual las empresas pueden acceder al alquiler de activos con una opción de compra.
  • Línea de descuento: Es un producto que le permite a las pequeñas empresas descontar algunos documentos crediticios, como las letras de cambio o el pagaré, adelantando el importe, de forma que se obtiene una tasa de descuento variable. A cambio, se cobran unas comisiones determinadas según el importe del título.
  • Anticipo de recibos: en este caso se anticipan todos los recibos producto de la actividad bancaria de su empresa antes de que estos venzan. De esta forma, se pueden aprovechar estos importes antes de que su fecha de vencimiento.
  • Más tipos de financiación alternativa: si quieres saber más sobre la financiación alternativa y las diferentes opciones que hay, visita nuestro post dedicado a este tema. ¡Te contamos 11 fuentes diferentes de financiación!.
Compartir en Facebook
Twittear
Compartir en LinkedIn

Artículos más leídos

fiananciacion no bancaria
Financiación

Qué es la financiación no bancaria

Para algunos, las entidades financieras tradicionales no engloban las necesidades actuales de muchos clientes a la hora de una financiación. Son varias las empresas que necesitan financiación bien sea para

Leer más »

Deja un comentario

guia libertad financiera

¡Tenemos un regalo para ti! 🎁



¡Descarga la guía con 'Los 7 Pasos para Alcanzar la Libertad Financiera',
suscribiéndote a nuestra newsletter!



Login

Acceso usuarios