Guía para comprar una empresa con deudas

comprar una empresa con deudas

En otra de nuestras entradas de cada semana, hablamos de vender una empresa con deudas como vía de escape para alguien que quiera gestionar tu negocio de otra manera dejándole un porcentaje y seguir vinculado o de forma totalitaria. Pues bien, esta vez trataremos lo que para algunas personas puede parecer una elección o decisión absurda, pero es posible, y es comprar una empresa con deudas pendientes. ¿Con qué objetivo? hacer un buen negocio.

En la actualidad, la actividad de comprar empresa con deudas está planteada como una buena oportunidad de negocios si lo miras desde una visión empresarial correcta. A pesar de que cause preocupación, y también teniendo los términos legales perfectamente claros, hacer este tipo de negocios no representa un obstáculo insalvable para un inversor.

Por otro lado, estar interesado en una empresa insolvente no implica necesariamente, adquirirla en su totalidad. Pudiera ser que elijas comprar solo alguna parte de su producción o incluso pertenecer en cuanto a un porcentaje. También debes ver si la empresa que te interesa tiene sus cuentas al día, eso te sería relativamente útil para identificar cuáles de sus segmentos tienen posibilidades en un futuro cercano.

El resultado menos beneficioso de este tipo de negociación es que el propietario original no reciba por la venta, el valor total de la empresa. En cambio, tendrá que recibir solo una cierta cantidad en calidad de diferencial. Esto sucederá solo en el caso de que la empresa en venta sea lo suficientemente atractiva y rentable a corto o mediano plazo para el comprador.

¿Por qué comprar una empresa adeudada?

A día de hoy, son muchas las personas y empresas con gran auge en el mercado cuyo modus operandi consiste en dedicarse a comprar empresas en crisis o con deudas. Han elegido este esquema como una alternativa perfectamente viable para invertir su dinero con perspectivas de crecimiento y apostando por algo seguro, sabiéndolo hacer con otro modelo o aprovechando el momento para “prestar dinero” y ser una parte proporcional de la empresa.

Esta manera de hacer negocios ofrece una evidente ventaja si la miras desde el punto de vista del tiempo que tomaría rehabilitar la empresa o empezar un negocio similar desde cero (aprovechándote de que la competencia está endeudada) como indicamos a continuación, entre otras.

Además de esto, existen otras razones de importancia bastante ventajosas que sirven para apoyar tu decisión de hacerte de una empresa adeudada, es decir, comprar una empresa con deudas:

  • La principal de ellas (y la que más interesa), es la posibilidad de continuar de manera casi inmediata con tus operaciones.
  • Una segunda, y no menos importante, es el ahorro de tiempo que tendrías en el caso de que tuvieses que reorganizarla para hacerla más; o mejor operativa.
  • Tercero, hace posible la conservación de empleos y mejor visión global de tu imagen de marca empresarial/personal.
  • Te posiciona en el mercado como una empresa capaz de realizar estas operaciones, a veces, impensables por el usuario.
  • Permite contar con un personal con experiencia en sus actividades, lo que te garantiza que la empresa siga operando en términos más o menos cabales.
  • Puedes adquirirla a un precio mucho más accesible que si tuvieras que hacer una gran inversión para iniciarla desde cero.
  • Te sirve para agrandar o expandir tu negocio/patrimonio.
  • Estarías adquiriendo nueva tecnología e infraestructura.
  • La empresa ya tiene un lugar en el mercado, ya se la conoce.
    • Asumes el espacio que la empresa ha tenido en el mercado.
    • Asumes la cartera de clientes con la cual ha mantenido relaciones más o menos constantes.
    • Asumes la posible mala atención por ahorro de coste, tiempo… que a veces ocurre en estos casos dando frescura e iniciativa al proyecto.
  • No tendrías que posicionar su imagen en el mercado desde el principio.
  • Si la empresa tuviese una buena imagen y fama entre sus clientes, es algo que sería de provechoso para ti.
comprar una empresa con deudas

Aspectos a tener en cuenta

Existe un asunto muy importante a tener en cuenta en esta clase de negociación. Y es que, aunque una compañía insolvente haya sido vendida, legalmente y hasta después de dos años, su administrador va a seguir teniendo responsabilidades respecto de la empresa.

Debes saber, además, que existen dos maneras o vías fundamentales para comprar una empresa con deudas:

  • A través del procedimiento legal conocido como Concurso de Acreedores (sucede cuando una empresa se declara incapaz de afrontar sus deudas pendientes).
  • En un proceso de compra-venta abierto, alejado del anterior procedimiento legal.

Comprar empresas en deuda: concurso de acreedores

En caso de participar en esta clase de procedimiento, deberás tomar en cuenta algunas consideraciones de importancia:

  • Puedes comprarla a través de acciones o participaciones. Esto significa que adquieres partes de la empresa o también, en su totalidad. Esto implica su transferencia como propiedad, en bloque.
  • Como comprador asumes la empresa en las condiciones en las que esta se encuentra.
  • Puedes adquirir ciertos activos y pasivos específicos. Esto significa que tienes la posibilidad de adquirir solo una parte de la firma.
    • Aspirar a esta opción representa la necesidad de evaluar la existencia o no de deudas u obligaciones que, en última instancia formarían parte del precio de venta.
  • Puedes comprar solamente algunas unidades productivas. Esto significa que pudieras comprar aquellas partes de la empresa que sean de tu interés. Como ya ha sido dicho, estas partes deben tener la posibilidad de funcionar de manera autónoma y diferenciada respecto de la totalidad de la empresa.
    • Deberás determinar cuáles son las deudas que tendrías que asumir, deudas que fuesen distintas a las laborales o las referentes a la Seguridad Social.

En el caso de aspirar a adquirir una empresa en concurso de acreedores, puedes contar con algunas ventajas:

  • Suele ser un procedimiento económicamente hablando, más interesante y menos oneroso.
  • Solo necesitas presentar una oferta de compra con un margen de beneficios tangible para el propietario y para ti.
  • No estarías obligado a asumir la totalidad de sus deudas
  • Algunas de las deudas que te será de compromiso asumir, suelen ser parte del coste de la compra.

Sin embargo, tendrás que tomar en cuenta una desventaja importante:

  • Todas las deudas de tipo laboral o con la Seguridad Social, sí tendrán que ser asumidas por ti como comprador.

Comprar empresas en deuda: proceso abierto

En contraste con el Concurso de Acreedores, participar en un proceso abierto se traducirá en un precio final mayor.

Por supuesto se trata de que algún comprador presente una oferta que sea suficientemente atractiva y equilibrada y que, además, deje abierta la posibilidad de continuar con las operaciones de la empresa.

Más allá de esto, si la adquieres fuera de un concurso de acreedores te sería obligatorio asumir las deudas que la empresa tenga con el fisco (deudas tributarias).

¿Cómo conseguir crédito?

Si necesitas un crédito para cerrar tu operación, bien sea para comprar una empresa con deudas o bien para poder financiarla y mantenerla en operaciones, tienes varias alternativas para obtenerlo:

  • Préstamos bancarios. La primera de tus alternativas, es acudir al tradicional crédito bancario. En este caso, te será de necesidad cubrir las expectativas y parámetros que los bancos tienen establecidos para la concesión de tales préstamos. Esto incluye el tener bienes o propiedades que ofrecer en garantía.
  • Entidades financieras. Aparte de los bancos, existen otras entidades financieras que trabajan en el mercado de los préstamos personales o empresariales. Si no te es fácil acceder a un préstamo bancario, en estas entidades tienes una opción interesante. Su modo de operar es similar al de los bancos, aunque suelen ser un tanto más flexibles.
  • Inversores privados. Fuera del circuito financiero tradicional existen muchos inversores privados (individuales o asociaciones) que pudieran estar dispuestos a conceder un crédito siempre que obtengan un beneficio por su gestión. Usualmente sus créditos son de fácil y rápido otorgamiento, pero sus intereses suelen ser más altos que los de las entidades tradicionales o de préstamos privados.

 

Pero todo proyecto conlleva su estudio previo que siempre un gestor financiero te debería ofrecer y mostrar, además de firmar un contrato, etc.

Últimamente los inversores trabajan con fondos propios de una o más personas que destinan sus ahorros a negocios que les produzcan una mayor rentabilidad. Por lo general sus operaciones se llevan a cabo online, sin demasiado papeleo burocrático y en términos muy rápidos.

Pero en tu caso, si estás valorando este tema, es algo a lo que acudir de manera más personal. Recuerda evaluar muy bien la situación en la que se encuentra la empresa con deudas, así sabrás si es realmente rentable dentro del mercado. Uno de los últimos consejos es que, te dejes asesorar y sepas delegar en profesionales en gestión financiera. Además de estudiar tus deudas, realiza una investigación acerca de lo que dicha empresa ofrece para que puedas saber si tiene demanda de clientes y público potencial.

Y recuerda también que, en Vannilo podemos ayudarte.

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Twittear
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn

Artículos más leídos

Que es direct lending
Financiación

Qué es direct lending

Las pequeñas y medianas empresas, precisamente por esta condición, en ocasiones se encuentran en la situación de estar necesitando capital para financiar sus operaciones. Casi siempre, la primera opción ha

Leer más »
financiacion no bancaria
Financiación

Financiación no bancaria

Para algunos, las entidades financieras tradicionales no engloban las necesidades actuales de muchos clientes a la hora de una financiación. Son varias las empresas que necesitan financiación bien sea para

Leer más »
como rentabilizar mis ahorros
Ahorro

¿Cómo rentabilizar mis ahorros?

En momentos de crisis económica, lanzamiento de un proyecto, el querer cambiar de trabajo… Cualquier momento es bueno para empezar a aprender sobre cómo saber rentabilizar tus ahorros. Es imprescindible contar

Leer más »
como ahorrar dinero
Ahorro

¿Cómo ahorrar dinero?

Ahorrar dinero es algo costoso, pero si te lo planteas de forma adecuada, lograrás saber cómo ahorrar dinero de manera rápida y sencilla. Eso sí, seguramente deberás esforzarte más de

Leer más »

Deja un comentario

¿Tu empresa necesita financiación?

Ofrecemos financiación alternativa para tu empresa. ¡Infórmate sin compromiso!

Últimas publicaciones

Categorías

¡Síguenos!

guia libertad financiera

¡Tenemos un regalo para ti! 🎁



¡Descarga la guía con 'Los 7 Pasos para Alcanzar la Libertad Financiera',
suscribiéndote a nuestra newsletter!