¿Qué hacer con el dinero ahorrado?

Si eres de los que lleva buena parte de su vida trabajando y haciendo un buen remanente de ahorros, la pregunta sobre ¿qué hacer con el dinero ahorrado? aparecerá de forma frecuente en tu mente. Para ayudarte con esto, conocerás en esta entrada algunos consejos con los que podrás visualizar mejor el panorama.

Dejarlo en tu cuenta y seguir ahorrado... No es una opción

Hoy en día, sigue habiendo controversia en conversaciones cotidianas incluso, con el tema de qué hacer con los ahorros. En más de una ocasión puedes verte en la necesidad de apelar a tus fondos de emergencia, ya que nunca se sabe cuándo puedas encontrarte ante un imprevisto que desequilibre tu vida cotidiana y debas hacer uso de tus cuentas.

Pero quizás te encuentres con que el haber guardado tu dinero demasiado tiempo puede haberte generado algo de pérdidas.

Muchos expertos y analistas han estudiado este panorama. Si bien es verdad que no debes excederte en los gastos mensuales para poder tener un respaldo en caso de emergencias, un viaje o asegurar la pensión para tu jubilación, también guardar dinero sin usarlo por muchísimo tiempo perjudicará su valor.

Esto es debido a la inflación, que, de un modo u otro, resta valor a tus fondos conforme esta progrese (aún si es un avance muy lento). Por lo tanto, lo más recomendable para ti es que sepas separar tus fondos de emergencia del dinero destinado para inversiones. Toma nota, que optar por tasas de rendimiento del 2% en adelante para tus ahorros te ayudará a largo plazo ante cualquier pérdida.

que hacer con el dinero ahorrado

Gastarte tus ahorros tampoco es una opción

Si aún no te planteas por alguna decisión en particular qué hacer con el dinero ahorrado, debes pensar bien al menos qué no podrías o deberías hacer con el mismo.

Ten cuenta que todo exceso es malo y que al igual que siempre, es importante contar con ahorros de emergencia, pero también es importante que tu dinero no se quede estancado mucho tiempo. Pues si este se queda guardado en tu casa bien podría extraviarse o ser hurtado y, en caso de estar depositado en una cuenta bancaria, la tasa de intereses e inflación a la larga podría generarte pérdidas importantes del mismo.

Para no darle demasiadas vueltas en tu cabeza, el mejor destino para tus ahorros son los mercados financieros, es decir, la bolsa. Algunas consecuencias de no invertir tus ahorros no solo pueden generar la pérdida de poder adquisitivo a la larga, sino que también puedes perder intereses potenciales al mantener tu dinero inactivo.

Si no te decides a invertir, piensa lo siguiente: imagina que tienes, por ejemplo, 70.000 euros que hayas ahorrado en 10 años. Si ese dinero lo hubieras estado invirtiendo, en vez de generar hucha lo habrías hecho crecer (siempre separando ahorro de inversión y tomando esta última como un gasto). Y ya si cuentas con una tasa de rentabilidad fija anual de más del 5% terminarás sacando una rentabilidad potencial a tu capital de forma inteligente y rápida. ¡Piénsalo!

Debes invertir el dinero ahorrado

Y otra vez vuelve la pregunta sobre qué hacer con mis ahorros que no dejará de girar en tu cabeza. Y esta vez te comentamos que debes invertir el dinero ahorrado. Es la respuesta más sencilla a este problema. Pero antes de elegir una inversión, debes tomar en cuenta varios factores que pueden ayudarte a visualizar mejor el camino y así no crearás falsas expectativas.

El primer factor de toda inversión es el riesgo, el cual, por más segura que veas la inversión, nunca será 100% imperturbable. Una vez que hayas entendido o recordado esta regla básica, podrás concretar mejor tu perfil de inversor. Puedes ser desde el más arriesgado para conseguir la mayor rentabilidad en poco tiempo, hasta el más conservador, el cual evitará la mayor parte de los riesgos. También podrías ser moderado, un tipo de híbrido entre los dos anteriores en cuanto a riesgo de inversión y oportunidades de mercado.

Muchas veces, la rentabilidad no es la deseada y es otro factor que decanta incluso si invertir o no, puesto que depende estrictamente de la cantidad y en dónde hayas invertido. También, puedes recuperar lo invertido al cabo de unos meses o de unos años, aunque ese es un factor muy relativo. Pero lo que sí es recomendable para cubrir tus espaldas es procurar hacer una cartera de inversión diversificada, si alguna falla, la pérdida no será traumática en un mismo nicho de mercado.

A continuación, dejamos algunas de las opciones de inversión inteligentes hoy en día con las que podrás sacar esa rentabilidad a tus ahorros.

Acciones

Las acciones son aquellas partes divididas del Capital Social de una empresa. Estas partes suelen ser adquiridas por inversores como tú, interesados en financiar a la empresa, convirtiéndose con eso en accionistas. Con frecuencia, las acciones adquieren el adjetivo de “bursátiles”, algo con lo que justifican el hecho de financiar mediante terceros, interesados en la misma.

De ese modo, la empresa amplía su capital para financiar tanto proyectos como negocios pendientes. El precio de las acciones es un factor que varía de acuerdo a la oferta y a la demanda por cada empresa. Si como accionista deseas vender la acción que adquiriste, siempre que seas lo bastante ingenioso, podrás hacerlo por un precio mayor al que invertiste por la acción.

Descubre Vannilo, la empresa de inversión que te ofrece un 7% de rentabilidad anual a un plazo de 2 años. ¡Recibe los intereses mes a mes y sin moverte del sofá!

Fondos de Inversión

¿Dónde meter mis ahorros? Si aún no te has decidido por alguna de las posibles opciones que te señalamos anteriormente, un fondo de inversión podría ser tu elección.

Estos son una forma de institucionalizar la inversión colectiva entre tú y otros inversores interesados en asentar un patrimonio. Tú y tus socios adquirirán el nombre de partícipes y, es frecuente, colocar en manos de algún gestor el patrimonio acumulado.

La lógica subyacente a un fondo de inversión, es que tú, como partícipe, tendrás la posibilidad de realizar mejores apuestas o inversiones sin requerir acumular por cuenta propia un capital muy elevado, es decir, que si requieres de una cantidad de 100.000 € para proceder con alguna inversión, esos fondos serían tu cartera de activos.

“Será mucho más sencillo conseguirlos en equipo que solo, ¿no te parece?”

No está de más que mantengas siempre una comunicación eficaz con tus copartícipes, establezcas la estrategia de inversión, conozcas bien el tipo de fondo, que entiendas el ámbito de las comisiones, manteniendo también un seguimiento de la rentabilidad y por último, tampoco está de más que realices los ajustes necesarios durante la acción financiera. Toma acción.

Inversión inmobiliaria

Esta es una de las modalidades de inversión más conocida a nivel mundial con la que podrás generar plusvalía. De hecho, adquirir un bien inmueble es una forma inteligente de resguardar tu capital o patrimonio.

Para empezar, tu capital no sufrirá los efectos de la inflación o devaluación al quedar representados mediante un inmueble. Podrás incrementar tus ingresos si, por ejemplo, el bien inmueble adquirido lo conviertes en una propiedad de arriendo. De este modo, al finalizar o empezar cada mes, tendrás una renta segura que incrementará tu capital.

De esta manera podrás evolucionar a una red de arriendo a largo plazo, una forma muy conocida de inversión y de ganancia. Por tanto, esta es una opción muy factible.

Startups

Las Startups, sin duda, también se han convertido en potenciales destinatarios del dinero y ahorro de múltiples inversores interesados en poner a trabajar el capital.

Solo debes tener en cuenta una serie de factores al momento de ser parte de una Startup: la cantidad de dinero que estés dispuesto a invertir al año, la valoración que tenga la empresa, dejar en claro cuánto deseas percibir de retribución, administrar los fondos en rondas, entender los riesgos y, por supuesto, proteger tus privilegios junto a los de tus copartícipes.

Crowdlending

Por último, siempre sale a la luz el tema de los negocios de tipo Crowdlending que es, sin duda, algo complicado. Si no deseas comprometerte mucho con la causa, invertir de 1000 a 2000 € es tu elección más inteligente.

Si, por el contrario, ves que en el negocio va bien, puedes triplicar fácilmente la inversión de diversos proyectos, pero ten en cuenta que con el pasar de los años las tasas de rentabilidad pueden fluctuar a tu favor o en tu contra, por lo que deberás ser muy meticuloso y estudiar muy bien tus posibilidades al momento de poner a trabajar tu capital.

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Twittear
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn

Artículos más leídos

como invertir en una startup
Inversión

¿Cómo invertir en startups?

Hasta ahora quizás no te habías planteado como invertir en startups, cuánta rentabilidad da una startup o cómo comprar acciones de startups. Pues bien, en este post vamos a dar

Leer más »
donde invertir a corto plazo
Inversión

¿Dónde invertir a corto plazo?

Históricamente la renta fija, bonos, otras deudas, incluso la bolsa han solido dar mucho beneficio al inversor. Hoy por hoy la guerra comercial, el brexit, etc tiene a los grandes

Leer más »
como funciona el crowdfunding
Inversión

¿Cómo funciona el crowdfunding?

Para saber cómo funciona el crowdfunding se debe comenzar por saber que es uno de los tipos de inversión más populares hoy en día por su característica de financiación colectiva

Leer más »

Deja un comentario

¿Tu empresa necesita financiación?

Ofrecemos financiación alternativa para tu empresa. ¡Infórmate sin compromiso!

Últimas publicaciones

Categorías

¡Síguenos!

guia libertad financiera

¡Tenemos un regalo para ti! 🎁



¡Descarga la guía con 'Los 7 Pasos para Alcanzar la Libertad Financiera',
suscribiéndote a nuestra newsletter!